Tomado de i-parkman.com

Individual
SALARIO MINIMO Y SU PROTECCIÓN
Ago 25, 2005 - 6:40:00 PM

De conformidad a lo establecido por la Ley Federal del Trabajo en el Título Tercero, capítulo VI, artículo 90, el salario mínimo “es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo”.

A efecto de evitar que a los trabajadores se les pague una cantidad insuficiente por su trabajo, se creó la Comisión Nacional de Salarios Mínimos a la cual le corresponde la fijación de los salarios mínimos y está integrada por representantes de los trabajadores, de los patrones y de gobierno. A dicha Comisión le corresponde también determinar la división de la República Mexicana en áreas geográficas en los que deba regir un mismo salario mínimo general, y puede ser auxiliada por comisiones especiales de carácter consultivo para el mejor desempeño de sus funciones.

De conformidad a lo que establece la Ley Federal del Trabajo y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para la determinación del salario mínimo debe de tomarse en cuenta que el mismo sea suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social, cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos, lo que en nuestra realidad resulta una utopía, pues como todos sabemos el salario mínimo que rige actualmente en nuestro país, no alcanza para mantener ni a una familia que se integre de un esposo y su mujer, sin descendientes, aún cuando se diga que es de
utilidad social el establecimiento de medidas e instituciones que protejan la capacidad adquisitiva del salario y faciliten el acceso de los trabajadores a la obtención de satisfactores, pues estamos muy por debajo de cumplir estas expectativas.

El salario mínimo puede ser general o profesional. El general es aquel que regirá para todos los trabajadores de la zona o zonas económicas para los que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos haya fijado, independientemente de las ramas de la industria, del comercio, profesiones, oficios o trabajos especiales; mientras que los salarios mínimos profesionales son aquellos que regirán a todos los trabajadores de la actividad económica, profesiones, oficios o trabajos especiales y que hayan sido perfectamente identificados y definidos por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos y que sean aplicados dentro de una o varias áreas geográficas, también determinadas por la Comisión.

A efecto de procurar la protección de los salarios mínimos, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que el salario mínimo quedará exceptuado de embargo, compensación o descuento; sin embargo, en la Ley Federal del Trabajo en su artículo 97 ha establecido que los salarios mínimos no podrán ser objeto de compensación, descuento o reducción, excepto cuando se trate de:

1.- Pago de pensiones alimenticias decretadas por autoridad competente a favor de esposa, descendientes, ascendientes y nietos.

2.- Pago de rentas, siempre y cuando se trate de habitaciones que el patrón dé en arrendamiento a su trabajador, este descuento no podrá exceder del 10% del salario mínimo, en este caso.

3.- Pago para cubrir préstamos provenientes y otorgados por el INFONAVIT, y para el caso de que el crédito ya esté otorgado por el instituto en mención, se podrá descontar el 1% del salario para gastos de administración, operación y mantenimiento del conjunto habitacional de que se trate. Estos descuentos no deberán exceder el 20% del salario.

4.- Pago de abonos para cubrir créditos otorgados por el fondo de fomento y garantía para el consumo de los trabajadores destinados a la adquisición de consumo duradero o pago de servicios. Estos descuentos no podrán exceder del 10% del salario.

Tratándose de salarios mínimos, estos son los únicos descuentos permitidos por la Ley, por lo que se encuentra prohibido se realice cualquier otro descuento por conceptos distintos a los enumerados anteriormente, en relación con lo anterior, cabe destacar que los salarios mínimos generales están exentos del pago de impuesto sobre la renta; pero por lo que hace a trabajadores que gozan de un salario mínimo profesional éstos deben pagar impuestos por la parte de su salario
que exceda del salario mínimo general.

Por otro lado, también es importante hacer mención que el derecho de los patrones para hacer descuentos a los salarios de los trabajadores prescribe en un mes, que comenzará a correr desde la fecha en que deba practicarse cada uno de ellos, por lo tanto si en ese período no se realizó el descuento correspondiente deberá omitirse hacerlo con posterioridad pues esto sería una causa de rescisión de la relación laboral sin responsabilidad para el trabajador ya que se equipara a una reducción salarial en términos del artículo 51, fracción IV de la Ley Federal del Trabajo, por lo cual estaríamos en el supuesto de tener que indemnizar al trabajador. No obstante lo anterior, no obstante que la propia Ley Federal del Trabajo establece que los Presidentes de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, de las juntas especiales y los de las Federales Permanentes de Conciliación, así como los Inspectores de Trabajo están obligados a denunciar ante el Ministerio Público al patón que realice pagos a sus trabajadores inferiores al salario mínimo general; a los patrones que incurran en éste supuesto podrán imponerse penas de
prisión y multa.

Consideramos importante, si es que nos encontramos en el supuesto de hacer pagos de salarios mínimos a algunos de nuestros trabajadores, tomar en cuenta tanto los descuentos que la Ley permite realizar al salario mínimo como el tiempo de prescripción antes anotados, a efecto de no incurrir en alguna irregularidad que pudiera traer consecuencias que afecten los intereses de nuestra empresa, tanto pecuniarias como responsabilidades laborales, administrativas y penales.

Mónica Grageda Jiménez
Ibáñez Parkman, S.C.
monicagj@iparkman.com.mx
Mayo 2004.



© Copyright by i-parkman.com